zonas-erogenas-mujeres-hombres

La 13 zonas erógenas de hombres y mujeres. ¿Las descubrimos juntos?

Tu cuerpo reacciona con excitación ante las caricias traviesas en las zonas erógenas más potentes en la anatomía masculina y femenina. Sus terminaciones nerviosas se activan con tal potencia que la estimulación erótica invade hasta el espacio más recóndito de nuestro cuerpo. ¿Quieres tenerlas bajo control? Hoy destacamos cuáles son las zonas erógenas más hot y cómo debes provocar su excitación. Si hay alguna inexplorada por ti, cuenta con nosotras para descubrir su magia.

Desde el pelo a las orejas pasando por las manos o los pies, el cuerpo humano encierre multitud de paradas traviesas donde, si activamos los cinco sentidos, se ponen al rojo vivo en el termómetro del erotismo.

Tras las zonas erógenas se hallan esas partes de la anatomía del hombre y la mujer donde se concentra el mayor porcentaje de terminaciones nerviosas. Su alta sensibilidad hace que, con solo tocarlas, su estimulación se dispare y algo dentro de nosotros nos ponga especialmente calientes.

Como putas en Bilbao profesionales, controlamos las teclas que hay que tocar para que un cliente sienta orgasmos nunca vistos. No siempre el encuentro se limita a un buen rato de sexo oral o una clase magistral poniendo en práctica el beso de Singapur. Siempre hay espacio para disparar la creatividad y hoy te explicamos 13 formas de conseguirlo.

¿Qué tipos de zonas erógenas existen?

Tipos de zonas erógenas

Hay 3 tipos de zonas erógenas donde nuestro cuerpo logra una estimulación especial provocando la excitación sexual:

  • Primarias: En esta modalidad nos encontramos aquellos órganos que necesitan ser excitados para lograr el orgasmo. En las mujeres serían el clítoris y la vagina, mientras que en los hombres señalaríamos al pene y el grande.
  • Secundarias: Se trata de partes de la piel y las mucosas que a través de caricias potencian la excitación sexual de las zonas erógenas primarias, aunque no es necesario alcanzar el orgasmo con ellas. En este punto destacarían los pezones, las nalgas o el mordisqueo tanto en hombres como en mujeres.
  • Potenciales: En este caso hablamos de zonas de deseo que, al estimularlas, multiplican un gran número de sensaciones diversas. Su acción provoca la estimulación de las zonas erógenas primarias, además de producir humedad vaginal. Dado que en cada persona actúan de una forma diferente, te animamos a que descubras qué zonas de nuestros cuerpos despiertan nuestro deseo sexual y las escorts de la agencia harán lo mismo contigo.

Estas son las zonas erógenas que quiero estimular contigo. ¿Comenzamos?

1. La boca

Labios como zona erógena

Todos sabemos el poder sexual que tiene un beso, ¿verdad? Los labios son zonas de alta sensibilidad y el roce y las caricias con otros labios son dinamita pura para el placer.

2. El pelo

¿Me imaginas dándote un masaje en el cuero cabelludo? No solo te relajarás sino que estimulará tu cuerpo de tal forma que estará deseoso de iniciar el ataque erótico más loco.

3. Los pechos

Pechos como zona de excitación sexual

Te chifla chupar los pezones de una mujer y, lo mejor de todo, es que a nosotras nos pone muy cachondas. En la mujer es una zona erógena imprescindible. Sin embargo, en el hombre su poder de excitación no es tan elevado pero a nosotras nos vuelve locas dar algún que otro mordisquito para mostrar nuestro lado más pícaro.

4. Las orejas

El lóbulo y la parte trasera son poderosas armas de excitación masiva sobre todo para el sector masculino. ¡Perfecto! Déjanos susurrarte al oído palabras subidas de tono, mientras nuestros labios sensuales rozan tu lóbulo. ¿Resistirás?

5. El cuello

¿Quién puede resistirse a la excitación que produce el roce de los labios de tu amante recorriendo tu cuello? Un calienta entrepiernas en toda regla.

6. El abdomen

Abdomen zona erógena

Con el tiempo, hemos comprobado lo mucho que le excita a los hombres que toquemos su abdomen, lo recorramos con besos y lamidos. ¿Por qué motivo? Al parecer, durante los preliminares el flujo sanguíneo se desplaza hacia la pelvis ocasionando la explosión de placer ansiada.

7. Los pies

Una simple pluma recorriendo tus pies será capaz de excitar partes de tu cuerpo que creías inexistentes. Gracias al incontable número de terminaciones nerviosas que tienen los pies, se viven sensaciones donde el placer alcanza niveles estratosféricos.

8. Glúteos

Glúteos como zona erógena

Con dulzura o con un punto de dureza, nos gusta mucho que nos acaricies y beses esta zona porque, a partir de ahí, solo queremos más y más. Lo mejor de todo es que sabemos que a ti te pasa lo mismo.

9. Próstata

O punto G masculino, zona erógena de acceso desde el periné del hombre y en la pared vaginal central en el caso de las mujeres.

10. Ano

Una de las zonas de mayor excitación sexual tanto en el hombre como en la mujer. ¿Te atreves a probar el sexo anal?

11. Clítoris

La zona erógena primaria por excelencia no podía faltar en esta lista ya que con ella comienza todo. Su activación supone la llamada del placer más absoluto capaz de todo para sentir el éxtasis en el cuerpo de la mujer.

12. Vagina

Algunos de los orgasmos más potentes se logran cuando el pene entra en la vagina. Son tantas las ramificaciones nerviosas concentradas en esa zona que las caricias sitúan el cuerpo de la mujer en fase de furia erótica.

13. Pene y testículos

En el caso del hombre, estas son sus zonas erógenas claves. De alta sensibilidad, el roce favorece su excitación sexual. Pero eso no es todo; dependiendo de la zona del pene que se estimule conectará con áreas del cuerpo del hombre, produciendo diferentes sensaciones. ¿Nos dejas que las testeemos juntos?

Con todo este conjunto de zonas erógenas, ahora es el momento de aprender a estimularlas correctamente. ¿Te gustaría recibir una sesión práctica con una escort de lujo en Bilbao? Llámanos y dalo por hecho.

La estimulación se acompañará de una grata conversación y la mejor compañía con el objetivo de hacer de esa cita un encuentro inolvidable. Necesitarás más; pídenoslo todo.