Sexomnia

Sexomnia, la experiencia insólita de tener sexo mientras duermes

¿Eres un sonámbulo sexual que tiene sexo con una persona durante una noche mientras estás dormido y al día siguiente no recuerdas qué paso ni con quién? Bienvenido al universo de la Sexomnia, un trastorno de sueño atípico pero real.

Hoy te sorprendemos con esta rareza porque en más de una ocasión hay clientes que nos han hablado de su faceta sonámbula. Eso sí, te aseguramos que dada nuestra maestría en la cama, sería muy extraño que no te acordaras de las putas en Bilbao que han disfrutado bajo tus sábanas. 3, 2, 1… ¡despierta de placer!

Entre todas las rarezas que el sexo pone ante tus ojos, ¿habías oído hablar de la Sexomnia o sleep sex en inglés? Quizá con ese nombre te suene a chino mandarín pero cuenta con un elemento tremendamente morboso que te chiflará descubrir.

Tras la Sexomnia se esconde un trastorno del sueño que lleva una persona a practicar sexo mientras está dormida, con la particularidad que no se acuerda de nada cuando se despierta.

«”¿Perdona? ¿Esto es posible o se trata de una broma?”», te preguntarás. En absoluto. De hecho, la Academia Americana de Medicina del Sueño la cataloga como un tipo de parasomnia.

Por raro que parezca, las escorts de Bilbao de la agencia hemos tenido alguna que otra experiencia con clientes que podíamos definir como sonámbulos sexuales por las historias que nos contaban.

Su pareja les relataba que, mientras dormían en la cama, de repente él se ponía encima de ella haciendo gemidos y pidiendo tema directamente y, cuando ella quería responder, de repente cerraba sus ojos y se volvió a dormir.

Ríete, ríete pero, lejos de ser algo puntual, el sonambulismo sexual cada vez es más frecuente.

¿Padeces sexomnia? Estas son tus conductas sexuales más frecuentes cuando solo crees que duermes

sexo-mientras-duermes

Si follas con alguien mientras duermes y al día siguiente «si me has excitado, no me acuerdo», existen una serie de síntomas que te ayudarán a saber que la sexomnia se cierne sobre ti.

Eso sí, como no te acuerdas de nada, es imposible que te enteres de que la noche anterior tuviste sexo.

Solo tu pareja o personas de alrededor o incluso escorts que pasan toda la noche con un cliente pueden relatarte un episodio de estas características.

Entre las conductas más habituales de quien es un sonámbulo sexual está:

  • La masturbación.
  • Los gemidos.
  • Esos momentos en los que de repente se aborda a la amante para tener sexo.
  • Caricias.
  • Expresiones soeces como el dirty talk.
  • Relaciones sexuales completas.
  • Ojos en blanco durante el sexo.
  • Orgasmos espontáneos.

Llegados a este punto, quizá pienses que eso solo sucede porque la persona está hasta arriba de drogas y alcohol pero nada más alejado de la realidad.



¿Sabías que en Reino Unido una mujer salía de su casa sonámbula cada noche y mantenía sexo con extraños? Ella se encontraba dormida y su comportamiento le llevaba a practicar todo aquello que aparecía en sus sueños.

Como te contábamos, algún cliente nos ha relatado un episodio similar y lo cierto es que da miedo. La mente humana es incontrolable y la sexomnia puede acabar en ataques sexuales violentos, por lo que precisa de tratamiento.

Tranquilo. Con posturas como el molinillo de viento o el postillonage difícilmente alguien puede quedarse dormido y no recordar sus efectos después de la cita.

Déjanos demostrártelo. Cumplirás tus fantasías sexuales manteniendo bien despiertos tus sentidos. ¿Vamos? ¡Vamos!